Cerca de 500 alumnos de Cobija se benefician con la inauguración de la Unidad Educativa Técnico Humanística “Juan Evo Morales Ayma”

Viernes 8 de febrero de 2019

(COBIJA-PANDO).- Son cerca de 500 alumnos de la ciudad de Cobija que se beneficiaron con la inauguración de la Unidad Educativa Técnico Humanística “Juan Evo Morales Ayma”, la misma que fue construida con una inversión de 9.056.208 bolivianos.

“(Ahora todos somos bolivianos de primera), por eso tienen este hermoso colegio, todos estos niños y niñas tienen este colegio como los niños de Santa Cruz, de Cochabamba, de La Paz, de Oruro y de Potosí, para los niños de Cobija colegio de primera, educación de primera, país de primera”, enfatizó la autoridad nacional.

La edificación, que ocupa parte de 3.495 metros cuadrados, consta de dos plantas, en la baja se tiene seis aulas, un comedor, un depósito, una cocina, batería de baños para mujeres y para varones, cárdex, secretaría, la dirección, una sala de reuniones, dos talleres, vivienda para el portero y un polideportivo.

En la planta alta, se tienen siete aulas, una sala de robótica, un laboratorio de física, un laboratorio de química, sala de computación, sala de idioma nativo y biblioteca virtual y dos talleres.

El mandatario de Estado indicó que en los siguientes días se realizará el equipamiento de los laboratorios con todo lo necesario para coadyuvar al aprendizaje de los estudiantes, este compromiso parte del Ministerio de Educación.

De la misma manera, García Linera señaló que en la actualidad los maestros son titulares y cuentan con licenciatura y muchos ya tienen hasta maestrías, ahora lo que falta es el grano de arena de parte de los jóvenes que es el estudio, la lectura, la formación consciente para ser los mejores en lo que decidan ser.

“Este es mi pedido, estudien mucho, lean mucho, tienen que ser parte de la Bolivia plena, la Bolivia del desarrollo (…) prepárense para dirigir Bolivia, para construir nuestra querida Bolivia”, enfatizó.

El mandatario de Estado recordó que las autoridades de los gobiernos neoliberales se presentaban en la capital pandina una vez al año, pero no inauguraban obras porque no había dinero para su concreción y “mucho peor porque esta querida Cobija no estaba en la cabeza de aquellos gobernantes”, complementó para referirse a que estuvo mucho tiempo olvidada y postergada.

“(Pertenecía) a la Bolivia profunda, a la Bolivia de la que nadie se acordaba, lejos, no había manera de llegar, no había dinero para hacer nada, entonces, era mejor quedarse en La Paz (…) había dos bolivias, la Bolivia olvidada, de las fronteras, de las provincias y una pequeña Bolivia de pequeños privilegios”, comentó y añadió que cuando se produjo la Guerra del Acre se tardaba hasta 11 meses para llegar hasta el lugar.

Pero en la actualidad, se construyen carreteras para llevar progreso a los departamentos más alejados del país, “porque no puede haber bolivianos de segunda y de primera”, en todo el territorio nacional se deben tener las mismas opciones y “eso lo estamos haciendo hoy para que no haya bolivianos de tercera categoría”, aseveró.