El gobierno nacional benefició con una moderna infraestructura a estudiantes de Santiago de Chiquitos, en el municipio de Roboré

Martes 10 de septiembre de 2019

(ROBORÉ-SANTA CRUZ).- Con una inversión económica de 7,5 millones de bolivianos, este martes, el vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, inauguró una nueva infraestructura para la unidad educativa “Luis María Oefner”, la cual beneficiará a más de 360 estudiantes de la comunidad Santiago de Chiquitos, perteneciente al municipio de Roboré, del departamento de Santa Cruz.

La nueva infraestructura educativa cuenta con 12 aulas las cuales están distribuidas en dos plantas, además de sala de reuniones, sala de maestros, dos talleres, dos laboratorios, cancha polifuncional con tinglado, además de otros espacios.

La autoridad nacional ponderó la importancia de que los estudiantes se esfuercen en su formación y para que los conocimientos que adquieran les permitan abarcar más allá de lo que reciben como enseñanza de parte de sus maestros y maestras, en las aulas de esta unidad educativa.

“Lean mucho, al menos dedíquenle una hora, el cerebro debe estar preparado para procesar la información y para que sus cerebros adquieran constantemente nuevos conocimientos”, expresó el vicepresidente del Estado.

Por otra parte, la autoridad nacional explicó que si bien se recibe ayuda internacional para luchar contra los incendios en la Chiquitanía, el gobierno nacional trabaja intensamente junto a todas las instituciones que aúnan esfuerzos para combatir las llamas que arrasan con la Chiquitanía cruceña y también indicó que se planifica la reconstrucción de los bosques de esta región del país.

“No vamos a dejar nunca solos a los de la Chiquitanía y no vamos a dejar a los niños (…), este bosque es de toda la humanidad, es para todos, genera el aire que nos permite vivir”, reflexionó el mandatario de Estado.