El gobierno nacional benefició con una moderna infraestructura educativa a los estudiantes de la ciudad de El Alto

Martes 14 de mayo de 2019

(EL ALTO-LA PAZ).- Con una inversión de más de 4,4 millones de bolivianos, la mañana de este martes, el vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, inauguró la nueva infraestructura de la Unidad Educativa Tokio, en beneficio de los estudiantes de la zona Alto Lima, Tercera Sección, perteneciente al distrito 5, de la ciudad de El Alto.

La nueva obra edificada cuenta con los siguientes ambientes: 12 aulas teóricas, dos talleres y dos laboratorios, además de ambientes para el plantel administrativo, depósitos, dos baterías de baños y otros espacios más.

En la ocasión, el mandatario de Estado recordó que el presidente Evo Morales comprometió la edificación, en los siguientes meses, de cien tinglados para un número similar de unidades educativas de la urbe alteña.

La autoridad nacional aprovechó la oportunidad para recomendar a los estudiantes tratar con mucho respeto a los niños por ser tan indefensos y vulnerables ante las personas mayores.

“Nada es más importante en un país que los niños (…) por ello les pido que protejan a los niños ante cualquier maltrato porque ahí está la calidad humana”, reflexionó la autoridad al referirse a los estudiantes presentes.

De igual manera, pidió a los jóvenes siempre respetar a las mujeres quienes dedican su vida a formar e inculcar valores, brindar amor a los niños y a los jóvenes, por ese motivo dijo que la generación actual debe tener la mentalidad de “que las mujeres y los varones son iguales y por eso no se toca a las mujeres”.

“El tener tecnología es también tener otra forma de pensar y por eso no permitan que nadie les ponga la mano encima porque hoy es tiempo de igualdad y todos tenemos los mismos derechos y las mismas oportunidades”, manifestó.

García Linera también exhortó a no dejar de lado los estudios para lo que decidan dedicarse en el futuro porque ello les permitirá alcanzar el éxito y objetivos.

Pero también indicó a los jóvenes que nunca deben sentir vergüenza de sus raíces, no olvidar las lenguas indígenas y también interiorizarse en la historia de su municipio.