El gobierno promulgó la Ley 953 que determina el incremento de la Renta Dignidad

Viernes 26 de mayo de 2017

(LA PAZ).- El presidente del Estado, Evo Morales Ayma, junto al vicepresidente, Álvaro García Linera, promulgó, esta mañana, la Ley 953 que determina el incremento de la Renta Dignidad en 50 bolivianos para no rentistas y rentistas.
“Desde este mes, cada abuelo y abuela (no rentista) va a cobrar sus 300 bolivianos.

Estas son políticas sociales” que no requieren de la mendicidad a la que estaban acostumbrados los presidentes del tiempo neoliberal, aseveró el mandatario de Estado para luego complementar que Bolivia se destaca, en un uniforme de las Naciones Unidas, junto a Suecia, Dinamarca y Reino Unido, en proporcionar el 100 % de cobertura de pensiones.

De igual manera, la autoridad nacional recordó que la aprobación del pago de la Renta Dignidad, en 2007, requirió de una presión de los movimientos sociales al congreso de entonces, en el que no existía una mayoría oficialista y la oposición se negaba a beneficiar a los adultos mayores.

“Con el vicepresidente trabajamos la forma de garantizar una renta digna a los no jubilados, especialmente del campo, porque antes había el Bonosol pero se prestaban de las AFP para pagarlo; pero nuestras luchas no han sido en vano para cambiar la matriz económica del país mediante la nacionalización y recuperación de nuestras empresas” lo que garantiza el pago de este beneficio directo a la sociedad, explicó Morales.

Por su parte, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce Catacora, señaló que la Renta Dignidad se inició con el pago de 150 bolivianos a rentistas y de 200 bolivianos a no rentistas, en 2008, y con esta nueva ley los no rentistas recibirán 300 bolivianos cada mes y los rentistas, 250 bolivianos.

Además, explicó que el financiamiento de este beneficio social para los adultos mayores del país tiene dos fuentes, del IDH y de las utilidades de las empresas nacionalizadas, asimismo, indicó que la cobertura alcanzará, este 2017, a 1.005.062 adultos mayores.