El presidente promulgó 12 decretos a favor del sector agrario de Bolivia

Martes 2 de agosto de 2016

(CHALLAPATA-ORURO).- El presidente del Estado, Evo Morales Ayma, junto al vicepresidente, Álvaro García Linera, promulgó, hoy, 12 decretos y otras resoluciones a favor del sector agrario de Bolivia, esto en la celebración del Día de la Revolución Agraria, en el que también se reconoce a los pueblos indígenas-originarios.

“Hoy día vamos a emitir 12 decretos supremos y algunas resoluciones” para el sector agrario de Bolivia y su fortalecimiento para el bien de los habitantes del país, aseveró la autoridad nacional, en el coliseo de Challapata.

El primer decreto supremo determina que las organizaciones originarias y comunitarias sean reconocidas como unidades económicas, lo que significa que “la organización sea ayllu, capitanía, sindicato agrario, una comunidad, interculturales o campesina, si están organizados comunalmente, todos acceden a proyectos y créditos directamente, ya no necesitan ser parte de una asociación productora de trigo, de papa, de coca o de haba”, explicó la autoridad.

Asimismo, indicó que el segundo decreto supremo se refiere a la implementación y ampliación del Programa Nacional de Riego con Enfoque de Cuenca, y recomendó a las autoridades locales a elaborar proyectos de riego en los cuales pondrán un porcentaje como contraparte y el gobierno nacional garantizará el mayor porcentaje.

El tercer decreto supremo está destinado a la puesta en marcha del Programa de Fortalecimiento Integral del Complejo de Camélidos del Altiplano, que tiene el fin de incrementar la cantidad de ganado mediante el mejoramiento de la dotación de agua, forraje y “transformaciones pequeñas de industrias, el mejoramiento genético para auquénido y, para ello, se garantizan 24 millones de dólares”, acotó.

También, Morales indicó que con otro decreto se determina la creación del Programa Nacional de Perforación de Pozos de Aguas Subterráneas “Nuestro pozo” y para llevarlo a cabo se garantiza la compra de 47 perforadoras “para buscar agua y garantizar agua para el pueblo boliviano”, agregó.

El presiente explicó que por primera vez el gobierno nacional participará en los gastos de perforación de pozos, trabajos que antes eran costeados enteramente por las alcaldías.

En el quinto decreto supremo se autoriza la exención del pago total de los tributos de importación a la donación de mercancías a favor del Ministerio de Medio Ambiente y Agua, “es la liberación de alguna maquinaria para avanzar en temas de perforación”, añadió.

El sexto decreto supremo determina la dotación de agua potable y energía eléctrica, a las viviendas ubicadas en las comunidades más alejadas de las redes principales en el país, mediante la instalación de paneles solares y tanque de potabilización de agua; también se incentivará la creación de huertas familiares para mejorar su calidad de vida.

Asimismo, Morales señaló que el séptimo decreto supremo está destinado a enfrentar la emergencia provocada por la sequía, “se dispondrán recursos para cisternas y dotar de agua, para alimento balanceado y otros, cerca de 48 millones de bolivianos”, añadió.

De igual manera, el presidente informó que el octavo decreto supremo tiene el objetivo de incentivar la producción de maíz de emergencia, “hemos decidido, al 31 de diciembre de este año, el gobierno va a comprar el quintal de maíz en 80 bolivianos, puesto en el lugar de producción; así queremos eliminar la importación de maíz”, dijo.

La autoridad nacional también indicó que con este mismo decreto se autoriza la entrega de semilla de papa, de maíz, de arroz, de trigo y de forraje.
También se refirió al decreto supremo relacionado al procedimiento para la reprogramación de créditos, especialmente para beneficiar a los productores del oriente boliviano.

Con el décimo decreto supremo, se autoriza la exportación de ganado vacuno después de garantizar el abastecimiento del mercado interno.

Asimismo, indicó que el décimo primer decreto supremo se refiere a la diferenciación del gravamen arancelario, “había una ley en la que se limitaba la importación de productos con arancel cero, especialmente para maquinarias o insumos agrícolas, ahora la importación, ya sea para el Estado o para el sector privado, va a ser con 0 % de aranceles”, agregó.

El mandatario explicó que el gobierno decidió el acopio de alimentos para ello se van a construir cuatro silos con una capacidad de 50 mil toneladas en cada uno, con un costo unitario de 18 millones de dólares, los mismos estarán situados en los departamentos de Beni, Santa Cruz, Cochabamba y Oruro.

“Cuando hay superproducción, baja el precio y los banqueros se aprovechan; ahora el Estado tendrá sus silos para el acopio de nuestros productos”, enfatizó.
Por otro lado, Morales informó que mediante el nuevo Fondo Indígena solo se desarrollarán proyectos productivos en todo el país.

“Hemos decidido llegar a todos los municipios del país con el Fondo Indígena y de forma equitativa y los hermanos de base tienen que decidir qué clase de proyectos necesitan en sus municipios y queremos empezar con cuatro millones de bolivianos de inversión en cada municipio”, aclaró.

El 2 de agosto de 2007, el gobierno del presidente Evo Morales Ayma, declaró esa fecha como el Día de la Revolución Agraria, mediante el Decreto Supremo 29216; y el 26 de junio de 2011 se promulgó la Ley 144 de Revolución Productiva, Agraria y Comunitaria, acontecimientos que se recuerdan y celebran cada año.