El presidente y el vicepresidente sobrevolaron el recorrido La Paz-Oruro en el que se extendió la bandera de la reivindicación marítima

Sábado 10 de marzo de 2018

(LA PAZ).- El presidente del Estado, Evo Morales Ayma, y el vicepresidente, Álvaro García Linera, después del mediodía de hoy, sobrevolaron el recorrido La Paz-Oruro, donde se extendió la bandera de la reivindicación marítima, al mismo tiempo que se llevaba a cabo la medición del emblema más largo del mundo.

A medida que la gente escuchaba el helicóptero, a su paso a lo largo de la carretera, agarró con mucho ímpetu los bordes del emblema de la reivindicación marítima y lo ondeó con fuerza para gritar al mismo tiempo ¡Mar para Bolivia!, con mucha emoción.

Se realizó la medición de la bandera de la reivindicación marítima por tierra y por aire, por tierra con nueve vehículos y, por aire se tomaron fotografías de la misma, al centímetro, mediante un sistema láser, en el tramo desde la Apacheta hasta El Casco, en la ciudad de Oruro, cuya dimensión determinada después de un arduo trabajo de gabinete, se reflejará en un certificado que se entregará al presidente Evo Morales, horas más tarde.

El equipo multidisciplinario de medición está compuesto por el Instituto Geográfico Militar (IGM), el Servicio Nacional de Aerofotogrametría (SNA), el Instituto Boliviano de Metrología (Ibmetro) y la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC). Además, se cuenta con la participación del Instituto Nacional de Estadística para el conteo de las personas presentes en esta actividad.

“Estamos mucha gente que no nos conocemos, pero eso no es ningún impedimento para que todos gritemos: ¡Mar para Bolivia!”, afirmó un joven que llegó con una delegación desde Beni, que junto a otros jóvenes, adultos y niños son parte de esta emotiva actividad.

Así se vio la unidad de la población boliviana, en abrazos de alegría entre mineros, amas de casa, empresarios, trabajadores, campesinos e indígenas; cruceños, paceños, benianos, cochabambinos, potosinos, tarijeños, pandinos, orureños y chuquisaqueños que comparten el mismo sentimiento nacional de recuperar una salida soberana al mar.