El vicepresidente participó en la celebración de los 50 años de la conformación del Sistema de Integración de la Comunidad Andina

Viernes 4 de octubre de 2019

(LA PAZ).- Con la presencia del vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, y los representantes de la Comunidad Andina en Bolivia, de la Universidad Andina y otras, hoy se desarrolló un foro internacional para celebrar los 50 años de la conformación del Sistema de Integración de la Comunidad Andina, acto que se llevó a cabo en la Casa Grande del Pueblo.

En esta oportunidad, la autoridad nacional explicó que el proceso de integración, a nivel mundial, atraviesa una crisis profunda, la Unión Europea con la salida de Gran Bretaña; en Latinoamérica se tiene la casi liquidación de Celac, Unasur y el debilitamiento de la alianza del Pacífico con la retirada de Estados Unidos, entre otros que incluyen también a la Comunidad Andina.

El mandatario de Estado señaló que esto se debe especialmente a la existencia de dos corrientes o formas económicas de entender el mundo: proteccionismo y libre mercado, que hasta hace diez años estaban marcadas, pero en la actualidad ya no existe un horizonte compartido y los países que defendían el libre mercado ahora son proteccionistas y los que defendían el proteccionismo ahora apoyan el libre mercado, este es un caos global.

Asimismo, indicó que todo esto muestra un proceso de desglobalización reflejado en la caída de los flujos fronterizos al igual que del comercio mundial; también se da una modificación de los "ejemones" de la economía mundial como China, Alemania y Estados Unidos.

De igual manera, aseveró que las integraciones avanzan en temas comerciales, migratorios, de justicia, de la legislación, pero que es más complicado abordar otros como el de la moneda, de la producción y casi imposible llegar a crear un proceso de integración de legitimidad.

Pese a todo esto, García Linera afirmó que América Latina apuntará a buscar formas de integración porque como países individuales no se avanzaría, “el tema de la integración es una necesidad para todo el continente latinoamericano pese a estas dificultades y obstáculos, se debe perseverar en la integración”, complementó.

Para ello, recomendó tener actitudes flexibles, heterodoxas, combinar en algunos momentos el libre comercio con el proteccionismo y que se debe “apostar” de manera inteligente y flexible, para garantizar el bienestar a las poblaciones de los países latinoamericanos.