Presidente en ejercicio: por un error procedimental en 2004, durante el gobierno de Carlos Mesa, Bolivia perdió un juicio con Quiborax

Miércoles 13 de junio de 2018

(LA PAZ).- El presidente del Estado en ejercicio, Álvaro García Linera, afirmó, hoy, en conferencia de prensa brindada en Palacio de Gobierno, que por un error procedimental cometido en 2004, durante el gobierno de Carlos Mesa, Bolivia perdió un juicio con Quiborax y tuvo que pagar 42,6 millones de dólares a la empresa como indemnización.

“Lo felicitamos por haber recuperado los recursos, lo criticamos por haberlo hecho de mala manera, porque le ha dado pie y argumento legal a la CIADI (Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones) para que nos dé una sentencia” de pago de 42,6 millones de dólares a la empresa Quiborax, “por ese mal procedimiento”, aseveró la autoridad nacional.

Asimismo, reiteró que el problema no fue recuperar los recursos, sino recuperarlos de mala manera, “con un procedimiento que no correspondía con el procedimiento legal y por ese error de procedimiento, nos dijo la corte, tienen que pagar dinero”.

“Había una norma legal para recuperar esos recursos, y el señor Mesa en vez de utilizar esa norma legal, se inventa otra norma –asesorado seguramente por muy malos abogados y malos ministros– y es ese error de procedimiento el que en la corte nos ha hecho perder eje juicio”, explicó.

La autoridad nacional indicó que lo que ahora debe responder Carlos Mesa es por qué si existía un procedimiento legal para recuperar los recursos naturales no lo utilizó y usó uno no correspondiente con el normal y legal.

“Valoramos la decisión de Carlos Mesa que tomó de recuperar los recursos naturales, pero cuando uno hace las cosas, debe hacerlas bien, nosotros hemos recuperado varias empresas con procedimientos legales, hemos hecho una indemnización y hemos hecho mucho dinero como país, después”, destacó el mandatario de Estado.

Respecto a que uno de los abogados de Quiborax también haya representó a Chile ante La Haya, cuando Bolivia presentó la demanda marítima en su contra, García Linera indicó que es un problema de los chilenos, no de los bolivianos, y que esa es una práctica que existía en tiempo de los gobierno neoliberales también en Bolivia, pero actualmente no existe esa mezcla de la acción pública con la acción privada.