Presidente en ejercicio: rechazamos enfáticamente la intromisión de Estados Unidos en los asuntos internos de Bolivia

Martes 9 de abril de 2019

(LA PAZ).- El presidente del Estado en ejercicio, Álvaro García Linera, rechazó, esta mañana, enfáticamente, el nuevo intento de intromisión del gobierno de Estados Unidos en asuntos políticos de Bolivia, esto a raíz de que ayer, una comisión del senado norteamericano ingresara un nota ante la cámara de senadores de ese país referida a la situación política en Bolivia, aseveró la autoridad en conferencia de prensa brindada en la Casa Grande del Pueblo.

“Estamos ante un nuevo intento de intervención en asuntos políticos de un país soberano y les hacemos recuerdo a esos funcionarios norteamericanos del senado que Bolivia es un país soberano, democrático y respetuoso de la ley, de la norma y de la convivencia internacional y les exigimos a ellos lo mismo”, complementó el mandatario de Estado.

Asimismo, indicó que se tiene un gran aprecio y cariño al pueblo norteamericano, a su cultura, a su ciencia y a su tecnología, pero “rechazamos de manera enfática cualquier tipo de intervención en asuntos políticos de cualquier otro país, Bolivia, América Latina o el mundo”.

“Como país soberano, rechazamos de manera contundente y categórica esta nueva intromisión política de un gobierno extranjero en asuntos internos de un país soberano, en este caso, de Bolivia”, reiteró la autoridad nacional.

El mandatario de Estado recordó que esta no es la primera vez que funcionarios del gobierno norteamericano se entrometen en asuntos internos del país, en 2003, el exembajador estadounidense en Bolivia, Manuel Rocha, planteó públicamente que los bolivianos no voten por Evo Morales en las elecciones generales y amenazó que si se lo hacía no habría inversiones.

De igual manera, en 2008, el entonces embajador del país norteamericano en Bolivia, Philip Goldberg, intentó obstaculizar y bloquear la aprobación de la Constitución Política del Estado (CPE) vigente mediante actividades políticas conspirativas que le llevaron a ser expulsado del país por el presidente Evo Morales.

La autoridad nacional destacó la unidad del pueblo boliviano que no cedió ante ninguna amenaza y reaccionó en defensa de su derecho de votar por quien querían y aprobaron la CPE actual.

García Linera recomendó al gobierno estadounidense a preocuparse por resolver sus problemas internos ya que, como potencia decadente, arrastra problemas de pobreza en la que se encuentran cerca de 40 millones de sus habitantes y en la extrema pobreza, 23 millones de norteamericanos.

Asimismo, señaló que las clases medias de ese país son duramente golpeadas, su ingreso medio ha retrocedido a la década de los 70; “atraviesa problemas de pobreza, de exclusión, de marginamiento, de concentración excesiva de la riqueza, entre otros, que son problemas que deben ser resueltos por sus autoridades en vez de dedicarse a entrometerse en los asuntos internos de otro país”, agregó.