Se promulgó la Ley 977 de Inserción Laboral y de Ayuda Económica para Personas con Discapacidad

Martes 26 de septiembre de 2017

(LA PAZ).- El presidente del Estado, Evo Morales Ayma, junto al vicepresidente, Álvaro García Linera, promulgó, esta mañana la Ley 977 de Inserción Laboral y de Ayuda Económica para Personas con Discapacidad, en un acto que se desarrolló en palacio de gobierno con representantes del sector de los nueve departamentos del país.

“Poco a poco avanzamos en atender a los sectores más olvidados de Bolivia. Para nosotros es una gran alegría promulgar esta ley para los hermanos con discapacidad que da el bono de 250 bolivianos al mes, también para dar fuentes laborales, el sector público con el 4 % y el privado, el 2 % de sus empleados deberán ser personas con discapacidad”, explicó la autoridad nacional.

En este contexto, el mandatario de Estado recomendó a quienes accedan a las fuentes laborales a cumplir con responsabilidad las obligaciones asignadas y “aporten para estar mejor en 2025 y para eso hay que trabajar en lo que nos corresponde, disciplinadamente”, añadió.

El mandatario de Estado recordó que en tiempo de los gobiernos neoliberales se creó el Bonosol y el Bolivida que se pagaba con la venta de las empresas estatales, pero que llegó el momento en que ese dinero se acabó y para pagarlo se debía recurrir ya sea a la deuda interna o externa; pero que en su gobierno, gracias a las políticas económicas implementadas, la nacionalización, “hemos cambiado la situación económica de los sectores más abandonados”, acotó.

“Tenemos bono Juancito Pinto y no es con la venta de empresas, sino con nuestro dinero, el dinero de las nacionalizaciones de las empresas públicas; la Renta Dignidad es también con nuestro dinero, para las hermanas embarazadas y otros, para mejorar tenemos la obligación de planificar el crecimiento económico del país”, pese a la crisis económica del capitalismo que se viven en el resto del mundo, complementó.

Por su lado, el ministro de Justicia y Transparencia Institucional, Héctor Arce, indicó que “este es un nuevo mecanismo que se inserta en esta visión de construcción de un estado social, de un estado de bienestar, de un Estado humano que piensa en los seres humanos, que actúa por los seres humanos, que se pone en el lugar de los seres humanos, que se identifique con las necesidades de los sectores mayoritarios y necesitados de nuestra sociedad, por eso es un día muy importante, que marca un avance más en la construcción extraordinaria de un Estado para vivir bien”, explicó.

Asimismo, indicó que esta ley determina la inserción laboral obligatoria al sector público y privado de personas con discapacidad, con mecanismos de control y seguimiento para que no exista discriminación; también se garantiza la estabilidad laboral a las personas con discapacidad o a las personas que tengan un familiar en primer o segundo grado con discapacidad, y el pago del bono mensual de 250 bolivianos, a partir de 2018, para personas con discapacidad grave o muy grave, mediante los gobiernos municipales.

Cabe recordar que para acceder a estos beneficios, las personas con discapacidad deberán estar registradas en el sistema de información Registro Único de Personas con Discapacidad, del Ministerio de Salud y contar con el carnet de discapacidad vigente.

Por su parte, Roberto Nacho, secretario ejecutivo de la Confederación Nacional de Personas con Discapacidad, expresó su agradecimiento a las autoridades nacionales por este beneficio, ya que recordó que tiempo, atrás, cuando se firmó un acuerdo de 42 puntos para trabajar a favor de su sector, muchos no creían, “este es el resultado de esa lucha de las personas con discapacidad de los nueve departamentos”, agregó.

“Es un logro muy grande para el sector que cerca de diez mil personas discapacitadas vayan a tener su fuente de empleo y estamos trabajando en la dotación de viviendas para las personas con discapacidad, ya se entregaron 41 en Cotoca y se construirán 300 más en el departamento de Santa cruz, al igual que en los demás departamentos. Esto significa que hay un respaldo, un apoyo y una tendida de mano desde el gobierno hacia el sector”, reflexionó Nacho.

En Bolivia, según el sistema de Registro Único de Personas con Discapacidad, hasta diciembre de 2016, existen 67.912 personas con discapacidad entre leve, moderado, grave y muy grave.