El vicepresidente rindió su homenaje a los caídos en la “Masacre del Valle” a 45 años de los sucesos

Lunes 11 de febrero de 2019

(TOLATA-COCHABAMBA).- El vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, este lunes, rindió su homenaje a los caídos en la “Masacre del Valle”, esto en el acto que se organizó para recordar los 45 años de acaecidos los sucesos, en enero de 1974, durante el gobierno de facto de Hugo Banzer Suárez, quien había dictado algunas medidas económicas como el incremento del precio de los productos industriales y el congelamiento de los precios para los productores.

“Hombres y mujeres del campo, trabajadores, que producen alimentos con sus manos, fueron asesinados, ¿por qué?, porque reclamaban algo justo: que no suban los precios del azúcar, del arroz, de la harina, del trigo, del aceite; y los precios del producto agropecuario (habían sido) congelados y decían que eso era injusto”, recordó la autoridad nacional a los presentes en el coliseo de Tolata.

García Linera comentó que Banzer determinó el alza de los precios de los productos industriales al doble de su precio inicial, por lo que se produjeron marchas en varios lugares, principalmente en Quillacollo, en las que las familias dieron a conocer su malestar por estas medidas que afectaban de gran manera su economía, a las movilizaciones también se sumaron los campesinos.

Tras expandirse las movilizaciones e incrementarse los puntos de bloqueo, el gobierno determinó enviar a Tolata una unidad del Ejército compuesta por tanques y camiones cargados de soldados del Regimiento Tarapacá y este mismo día prohibió el desarrollo de protestas, bloqueos y demás formas de manifestación de desacuerdo, sin embargo, las movilizaciones continuaron y se registraron puntos de bloqueo hasta con 20 mil personas, quienes a diario mantenían estas medidas.

El 29 de enero de ese año, Banzer Suárez dictó estado de sitio y este mismo día, mediante un militar, ofreció iniciar el diálogo con los bloqueadores y se acordó que este se llevaría a cabo con la presencia del mismo Banzer, pero el uniformado les pidió que levanten el bloqueo; como no lo hicieron, los militares descargaron ráfagas de ametralladora sobre las campesino, acción deplorable que fue apoyada por aviones de combate que terminaron con la vida de una gran cantidad de ellos.

Este mismo día, en horas de la noche, los campesinos de Epizana, sin saber lo sucedido en Tolata, se concentraron para exigir la derogatoria de las medidas económicas y fueron atacados por soldados del Regimiento Manchego.

El vicepresidente recordó que en esta masacre hubo casi una treintena de muertos, pero no existe un dato oficial de la cantidad de personas fallecidad, también se habla de que se registraron 57 desaparecidos de quienes hasta el día de hoy no se tiene ninguna referencia, además de 32 heridos y 60 detenidos.

“Hubo muertos, eran quienes defendieron la democracia y la igualdad, sin la lucha de ellos no estaríamos aquí, seguiríamos siendo esclavos, aplastados, sin derechos; son esas valientes personas quienes dieron su vida, los que nos han permitido, a la generación actual, tener libertad”, expresó el mandatario de Estado al rendir honores a los caídos, a los heridos que aún pueden contar lo vivido y a las esposas e hijos que fueron víctimas de esta masacre.

La autoridad nacional también advirtió que en la actualidad existen candidatos que hablan de devaluación de la moneda nacional, al igual que en esa época, lo que traería grandes problemas económicos para toda la población.

García Linera acotó que Banzer Suárez, años más adelante, fue aliado de otros gobiernos, como el de Gonzalo Sánchez de Lozada y Carlos Mesa, en 2003, año en el que también se aprobó el denominado “Impuestazo al salario”, producto de ello se generaron movilizaciones, se registraron enfrentamientos y pérdidas de vida, en rechazo al mismo.