Gobierno e indígenas reanudan el diálogo en la comunidad Limoncito

Jueves 22 de septiembre de 2011

(SANTA CRUZ).-El ministro de Relaciones Exteriores y Cultos, David Choquehuanca, encabezará este viernes, en la comunidad Limoncito, la reanudación del diálogo con dirigentes de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB) y del Territorio Indígena Parque Nacional Insiboro Sécure (TIPNIS) con el propósito de consensuar soluciones favorables que permitan la construcción del segundo tramo carretero Villa Tunari (Cochabamba) – San Ignacio de Moxos (Beni).

En rueda de prensa realizada en instalaciones del Salón de Convenciones del hotel los Tajibos, el ministro de Comunicación Iván Canelas, informó que la decisión fue asumida tras que la dirigencia indígena, que encabeza la marcha contra la concreción de esa vía caminera, aceptó dialogar su pliego de peticiones de 16 puntos.

"Se ha hecho la evaluación de la nota enviada al Presidente junto a algunos ministros y se ha acordado enviar al Canciller del Estado Plurinacional, David Choquehuanca, junto a otras autoridades nacionales para que mañana (viernes) pueda viajar temprano y reanudar ese diálogo en la población de Limoncito, donde sabemos que se encuentran la mayor parte de los hermanos indígenas que han emprendido esta marcha hace ya casi un mes", manifestó.

Canelas expresó su confianza de que en un nuevo intento se ponga fin a la marcha iniciada por los indígenas, tras que en reiteradas ocasiones rompieron la posibilidad de encontrar consenso para la atención de sus demandas planteando pedidos que van en contra de la implementación de políticas sociales y el desarrollo del Estado Boliviano.

La autoridad, negó que se haya prohibido a los marchistas consumir agua de los arroyos, como se denunció, y que para atender la necesidad de ese recurso hídrico el Ejecutivo envió agua potable. Asimismo, reiteró la decisión del presidente Morales de apoyar en todo lo que sea necesario, como en la atención de salud y otros.

“Se les ha enviado médicos, se les ha enviado medicinas y se les va a seguir apoyando en todo lo que sea necesario, porque el Gobierno lo que quiere es encontrar una vía de solución a través del diálogo”, precisó el Ministro de Comunicación.

Canelas reiteró que no sería prudente el retiro de efectivos de la Policía del lugar, porque es prioridad para el Gobierno impedir que haya una confrontación entre indígenas de las tierras bajas y altas, por lo que una vez más llamó a la dirigencia del TIPNIS y de la CIDOB a deponer su medida de presión y sentarse a dialogar.

"En la voluntad que nosotros tenemos de resolver el problema, quisiéramos que estén inmersos los hermanos dirigentes indígenas, nosotros quisiéramos resolver mañana (viernes) mismo, pero habrá que escuchar, sabemos que ese proceso no es fácil, pero queremos que al menos tengan la plena voluntad de sentarse de discutir, evaluar, de negociar y de resolver el problema a través del diálogo”, concluyó el Ministro de Comunicación.