Indígenas secuestran a Canciller aymara y lo ponen como escudo para desbloquear marcha

Sábado 24 de septiembre de 2011

(LA PAZ).- Dirigentes de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB) y del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) secuestraron el sábado al ministro aymara de Relaciones Exteriores y Cultos, David Choquehuanca, para usarlo como escudo y desbloquear una barrera de seguridad en el Arroyo Chaparina, en momentos en que iniciaba un diálogo para consensuar por donde se construirá el tramo carretero Villa Tunari (Cochabamba) – San Ignacio de Moxos (Beni).

Tras ser obligado a caminar por más de dos horas, hostigado y agredido, el Canciller contó que en momentos en que explicaba la propuesta del Gobierno fue sorprendido por el cuello, los brazos y luego forzado a pasar un bloqueo instalado por los colonizadores, contra esa marcha, en la población de Yucumo.

"No me voy a prestar a enfrentarme, estaba dispuesto a que me arrastren para no llegar donde estaban los colonizadores para que no se produzca enfrentamientos incalculables. (…) Me he comunicado con el Ministro de Gobierno le he informado de la situación, le pedí que evalúen y tomen las decisiones, porque no podemos nosotros estar con los brazos cruzados, algo teníamos que hacer", manifestó el Ministro de Relaciones Exteriores y Cultos.

En ese afán, los indígenas, arremetieron violentamente con todos los que se encontraban a su paso, dejando heridos al sargento, Prudencio Condori; al teniente coronel, Miguel Venegas; al sargento, Félix Flores Mamani; y al sargento Luis Campusano, uno de ellos trasladado hasta La Paz por su gravedad.

Sobre esa acción, el presidente de la Subcentral del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure, Fernando Vargas, calificó al viceministro de Coordinación Gubernamental, Wilfredo Chávez, de cobarde y desleal por haber huido dejando a la comitiva gubernamental.

"El viceministro Chávez es un maricón que lo deja a su Canciller y se escapa ¿Por qué lo deja?. Choquehuanca está con nosotros porque nos tiene que garantizar el paso en Yucumo. Él armo el problema y él tiene que resolverlo", aseguró el dirigente indígena.

La marcha se inició exigiendo al Gobierno la realización de una consulta para la construcción del segundo tramo carretero Villa Tunari – San Ignacio de Moxos por el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure, después presentaron un pliego de peticiones de 16 puntos en la que exigen la paralización total de la actividad petrolera, de la construcción de caminos y que todas las tierras fiscales del país pasen a la administración de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia, entre otros.

Esa demanda ocasionó la molestia de los colonizadores e iniciaron una contra marcha hasta Yucumo para frenar la arremetida iniciada por dirigentes indígenas del CIDOB y del TIPNIS.

VIOLENCIA
A su vez, el viceministro de Coordinación Gubernamental, Wilfredo Chávez, denunció que la violencia en la gente fue incitada por el ex Viceministro de Tierras, Alejandro Almaraz, y un grupo de disidentes del Movimiento Al Socialismo (MAS) por intereses políticos.

"Hace un día atrás se han incorporado gente radical que no quiere el diálogo, quiere que el país se convulsione, están entre ellos Alejandro Almaraz y otra gente descalificada por el pueblo boliviano que debe rendir cuentas ante la justicia", manifestó.

En ese marco, el dirigente de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), Rodolfo Machaca, denunció que el ex viceministro de Tierras, Alejandro Almaraz, el ex senador Lino Villca y el dirigente Oscar Olivera se trasladaron a la localidad amazónica para incitar a la violencia.

"Es censurable la actitud de los marchistas, no podemos estar todos los indígenas y campesinos luchando para entregar en bandejas de oro el poder político y económico a esos oportunistas, a esos resentidos que han estado al margen del actual proceso de cambio", declaró el dirigente de la CSUTCB.

NACIONES UNIDAS
En tanto que la Coordinadora Residente del Sistema de las Naciones Unidas en Bolivia, Yoriko Yasukawa, exhortó al Gobierno y a los marchistas TIPNIS a viabilizar el dialogo sin enfrentamientos.

"Pedimos que el Gobierno haga todo lo posible para promover a que se mantenga un clima de calma, que se evite a toda costa la violencia, y un discurso agresivo porque la violencia no ayuda en nada (…). También pediría al lado de los dirigentes una actitud de flexibilidad y de pragmatismo", manifestó.

"Realmente lamentamos mucho este hecho y que por favor respeten la vida y la dignidad del Canciller y del Viceministro (César Navarro). Espero que no se repita contra nadie más y hacemos un llamado, tanto a los marchistas como a los colonizadores para que eviten a toda costa el enfrentamiento y cualquier tipo de violencia, en especial que protejan a los niños que están en la marcha porque ellos no están ahí por elección sino que los adultos los llevaron", insistió.

DENUNCIA
Mientras, el Ejecutivo anunció que una comisión integrada por el ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, y la ministra de Transparencia y Lucha contra la Corrupción, Nardi Suxo, presentarán ante la Organización de Estados Americanos (OEA) una denuncia internacional por el secuestro del canciller, David Choquehuanca.

En rueda de prensa, el Ministro de Gobierno, adelantó que sostendrán reuniones con el secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, y representantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para denunciar que el Ministro de Relaciones Exteriores fue obligado por los indígenas a rebasar una barrera policial de seguridad en la población amazónica cuando intentaba explicar la posición del Gobierno sobre el pliego petitorio de 16 puntos.

"Es importante anunciar que mañana (domingo) la Ministra Nardi Suxo y mi persona estaremos en Washington para tener reuniones con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y con el propio Secretario General de Estado Americanos para denunciar ante la Comisión este tipo de hechos que por supuesto vulneran nuestras normas internas y también el derecho internacional", aseguró.

"Ellos (los marchistas) han solicitado que vaya un Ministro indígena y fue el Canciller a intermediar entre indígenas y colonos para que no haya violencia y un grupo de marchistas lo secuestra y lo mantienen como escudo", explicó el Ministro de Gobierno.

A su vez, el ministro de la Presidencial, Carlos Romero, acusó a la dirigencia indígena de haber abusado de la buena fe del Gobierno al secuestrar y humillar al ministro Choquehuanca.

"Nos sentimos profundamente sorprendidos, se ha abusado de la buena fe del Gobierno Nacional, hemos recibido una puñalada no solamente hacia el Canciller, ni al Gobierno, es una puñalada al pueblo boliviano y a la democracia, es una agresión que no tiene precedentes", señaló.

Romero, reiteró que esas acciones desnudan el verdadero carácter de la movilización y la intromisión de grupos conspiradores contra el proceso de cambio como el ex viceministro de Tierras, Alejandro Almaraz, el ex dirigente Oscar Olivera y el ex senador, Lino Villca.

"Lo que ha sucedido fue una actitud de traición y violencia, premeditada para buscar una confrontación. Nos preocupa de sobre manera la situación que está aconteciendo en el escenario de la marcha porque hay gente que está buscando una confrontación, sangre y muertos, eso nos preocupa de sobre manera", precisó el Ministro de la Presidencia.