Más de 300 habitantes del distrito 9, de la ciudad de Cochabamba, se beneficiaron con soluciones habitacionales

Viernes 24 de mayo de 2019

(COCHABAMBA).- Son más de 300 habitantes del distrito 9, de la ciudad de Cochabamba, que se favorecieron con 63 soluciones habitacionales, las mismas que se entregaron esta tarde en un sencillo y muy emotivo encuentro entre el vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, y los beneficiarios, que se desarrolló en el barrio Villa Alto Florida.

“La gente de las laderas es muy humilde y venimos a decirles que no les hemos abandonado y que no les vamos a abandonar, siempre vamos a estar a su lado para que la familia salga adelante. Nuestro presidente Evo sabe que la primera necesidad de una familia es que tenga su vivienda propia, sus cuartos dignos y junto con él hemos diseñado un programa de vivienda social, hacer casitas nuevas o mejorar las casitas que uno tiene para las familias más necesitadas”, explicó la autoridad nacional.

Estas viviendas mejoradas, ampliadas y/o renovadas se encuentran distribuidas en la OTB Japón, 25 soluciones habitacionales; en Villa Alto Florida, 17; Ángeles, 12; Arbolitos, cinco; y Paraíso, cuatro; además, los trabajos desarrollados en ellas demandaron una inversión de 3.077.235 bolivianos, de los cuales los beneficiarios aportaron el 17 % en mano de obra y materiales de la zona.

De las 63 soluciones habitacionales, 14 son para madres solteras; una para un padre soltero y una también para una persona adulta mayor, y cuatro para familias con un dependiente con alguna discapacidad.

“Ya en Cochabamba, como esta casita, hemos hecho 21 mil, en toda Bolivia, 150 mil y seguiremos haciendo más casitas porque la gente humilde las necesita, para esa gente son nuestros programas”, complementó.

Por su parte, las y los beneficiarios, muy emocionados, agradecieron tanto al presidente Evo Morales como al vicepresidente Álvaro García por permitirles acceder a una vivienda digna.

“Tengo cinco hijos y vivíamos todos en una misma habitación y ahora tenemos nuestros espacios y vivimos felices”, afirmó uno de los beneficiarios.

Asimismo, una vecina comentó que diez personas que conforman su familia dormían en una sola habitación, tenía otra como cocina y otra como taller de costura para trabajar, tenían un baño provisional; “ahora tenemos una verdadera casa en la que se puede vivir bien, ahora cada uno tiene su cuarto y mi hijo con epilepsia está muy bien, tenemos lavaplatos, mesones, vivimos muy bien y cómodos (…) tenemos una casa que parece la casa grande, ha quedado muy bonita, muchas gracias, nos están beneficiando a muchas familias pobres”, afirmó la beneficiaria.

Igualmente comentó que ella no creía en que el gobierno nacional ayudaba a las familias de escasos recursos a acceder a una vivienda digna y cuando se enteró del Plan de Vivienda se acercó con recelo porque le habían dicho que le quitarían tu terreno; pero después de ser favorecida con el mejoramiento, ampliación y/o renovación de su vivienda está convencida de que solo le dijeron mentiras, lo mismo afirmaron otros beneficiaros.

“Ahora estamos con una vivienda diga que nos ha dado el gobierno, nos sentimos felices, agradecer porque nos están ayudando, para mí ha sido un sueño hecho realidad, ya tenemos gas también, cómo no estar felices”, aseveró otro beneficiario.

Por otro lado, una beneficiaria del barrio de Alto Japón indicó que ella soñaba con tener una cocina y que tenía la esperanza de encontrarse con el presidente Evo Morales para pedirle que se la construya.

“El presidente me ha encontrado a mí, ahora ya tengo mi cocinita, ya tengo ventanas, puertas, las paredes están pintadas, bien bonita está mi casa, sigan adelante”, complementó.

Otro beneficiario, señaló, “estamos todos alegres porque nos ha colaborado nuestro gobierno, que siga con mucha fuerza para colaborar a los más necesitados; muchas gracias por todo”.

Finalmente, el vicepresidente indicó que en tiempos del presidente Evo Morales, todos tienen los mismos derechos, “no hay bolivianos de primera ni de segunda, lo que tenemos en la ciudad tiene que haber en el campo, lo que tenemos en el centro tiene que haber en la periferia, lo que tenemos en un barrio de gente acomodada lo tenemos que tener en un barrio de gente trabajadora porque es tiempo de igualdad”, reflexionó.