Son 3.500 habitantes de la zona sur de La Paz que se beneficiaron con la inauguración del funcionamiento de 700 conexiones de gas domiciliario

Domingo 2 de diciembre de 2018

(MALLASILLA-LA PAZ).- El vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, inauguró, esta mañana, el funcionamiento de 700 conexiones de gas domiciliario, que benefician a 3.500 habitantes de Mallasa y Mallasilla, en el municipio de La Paz.

“Hoy estamos aquí para hacer la entrega de instalaciones de gas, no es una construcción grande, no es un edificio, no es un coliseo, son tubos que pasan por debajo de la tierra y llevan alegría a las familias. A partir de hoy 700 familias de Mallasa y Mallasilla ya no tendrán que esperar que pase el camión de gas, simplemente abrirán la llave de paso y el gas llegará a sus casas”, aseveró la autoridad nacional.

Asimismo, recordó a los presentes que para la ejecución de esta fase de instalaciones de gas domiciliario de invirtieron alrededor de 42 millones de bolivianos provenientes del gobierno nacional que llegan a la población mediante el trabajo desarrollado por YPFB ya que cada instalación es gratuita para los vecinos.

Los trabajos llevados a cabo consistieron en la implementación de tres estaciones de regulación, el tendido de una red primaria de 23.321 metros lineales y una red secundaria de 40.304 metros lineales.

De igual manera, el mandatario de Estado indicó que se continuará con el trabajo de instalación de gas domiciliario hasta alcanzar a 11 mil familias, en esta parte del departamento de La Paz, con una inversión de 70 millones de bolivianos “para que nuestros vecinos de Mallasa, Mallasilla, Aranjuez, Jupapina y Achocalla tengan su instalación de gas, hay que trabajar duro, compañeros de YPFB”, recomendó.

“En toda Bolivia ya hemos hecho 800 mil instalaciones, y si multiplican por cinco, casi la mitad de los bolivianos ya tiene gas y el presidente Evo ha dicho a los trabajadores de YPFB: ‘tienen que entregar gas a todos los bolivianos en los siguientes años, hay que llevar gas a todas partes’”, rememoró.

García Linera recordó a los jóvenes que sus padres y abuelos, hace 15 años, pelearon para impedir que el gas boliviano sea vendido al exterior sin que beneficie primero a los mismos bolivianos, cosa que se realiza en la actualidad con las conexiones domiciliarias gratuitas de este servicio, y con el dinero de los mismos bolivianos.

Por otra parte, el mandatario de Estado indicó que YPFB informó, tiempo atrás, que se cuenta con una reserva de gas de 10,7 trillones de pies cúbicos, lo que significa tener cerca de 70 mil millones de dólares para garantizar la dotación de servicios básicos a toda la población del país y a las siguientes generaciones.