Vicepresidente: “Hay un desorden mundial, pero existe un respeto mutuo entre Estados”

Miércoles 16 de enero de 2019

(LA PAZ).- “Hoy, existe un desorden mundial, un desorden globalizado y en este desorden globalizado, ningún país es modelo de nadie”, manifestó el vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, este miércoles, cuando participó en el acto de saludo protocolar de 35 diplomáticos que están acreditados en el territorio nacional, el cual se desarrolló en ambientes de la Casa Grande del Pueblo.

La autoridad nacional también señaló que si bien este es un panorama complicado, pero tiene aspectos positivos como el respeto mutuo y que en realidad nadie es superior a otro y permite un “encuentro de iguales”, tal el caso de Bolivia que sale adelante y que tiene comunicación con los países del mundo en el marco del respeto a las otras naciones.

“Nadie tiene derecho de enseñarnos nada como tampoco nosotros tenemos derecho a enseñarles a ustedes nada, respetémonos en lo que somos y lo que hacemos”, exhortó el mandatario de Estado.

En la ocasión, el vicepresidente señaló que es necesario mantener el conjunto de principios, de certidumbres mínimas con el fin de construir una “certidumbre compartida” para los siguientes años.

García Linera también manifestó que es importante desarrollar la actual globalización y la interdependencia sin generar conflicto, exclusión y discriminación con los países pequeños, dentro de los pueblos y entre los más débiles.

De igual manera, el mandatario de Estado abogó por trabajar por una democracia renovada entendida en la participación y sin exclusión de nadie en la toma de decisiones para lo que se debe generar espacios de mayor participación de los jóvenes, trabajadores, mujeres y migrantes.

“Democracia, pero con creciente participación de los excluidos de las decisiones, no como apego religioso a las instituciones”, enfatizó la autoridad.

En este sentido, manifestó la importancia de respetar la soberanía de los Estados en el marco de la igualdad, independientemente del espacio territorial; los asuntos internos de cada país, y su economía.

“Las naciones son formas de cohesión subjetiva y formas de cohesión simbólica de las personas y los mercados no hacen eso, los mercados no cohesionan, los mercados no crean imaginarios de agrupación y de cohesión de sociedades en torno a creencias, símbolos y educación”, aseveró al reiterar nuevamente que es importante el respeto entre los Estados.