Vicepresidente: el imperialismo y el antimperialismo son fenómenos planetarios

Jueves 29 de noviembre de 2018

(WARNES-SANTA CRUZ).- “El imperialismo es un fenómeno planetario y el antimperialismo es, igualmente, un fenómeno planetario. Mientras haya algún país que quiera actuar como imperio, habrán otros países que tendrán que enfrentarse antimperialistamente a ese imperio”, afirmó, este jueves, el vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, en el acto de egreso de los estudiantes, de la Universidad Militar “Mariscal Bernardino Bilbao Rioja”, Escuela de Comando Anti-Imperialista “Gral. Juan José Tórrez Gonzales”, ubicada en Warnes.

De igual forma, indicó que si en algún momento el imperio dejara de actuar como su nombre lo dice, entonces no se requerirá ninguna reacción antimperialista, pero que ese tiempo aún no ha llegado, sin embargo se tiene la esperanza de que esto pueda cambiar.

En la ocasión, el mandatario de Estado explicó que el concepto de imperialismo, y señaló que el imperio es una manera de enriquecerse y potenciarse a costa de la riqueza, la fuerza y la potencia de otros países, la historia de la humanidad está marcada por los imperios, es decir países que se vuelven potencias a costa de otros países, expropiándoles sus riquezas.

En relación a América Latina, García Linera indicó que la conformación de las “patrias latinoamericanas” se llevó a cabo como una manera de enfrentar los imperios que extrajeron recursos naturales, como el oro y la plata del cerro de Potosí, así también de las zona productivas de Perú y México para tener cada vez más poder, estos imperios realizaron grandes edificaciones, su industria y comercio con el trabajo expropiado a miles de personas de esta región.

“Hay países grandes porque aplastan, arrinconan, empujan o absorben a otros países, así de sencillo, es un orden injusto que se remonta a cientos de años atrás, es un orden que está vigente y es un orden que seguramente va a seguir vigente mucho tiempo más, a no ser que los países, los aplastados, se resistan para crear una membrana más dura y no se dejen absorber”, manifestó.

En el siglo XIX, las conformaciones de las patrias latinoamericanas surgieron en respuesta a estos abusos tal el caso de Bolivia donde diversos sectores realizaron levantamientos de indígenas, de mestizos, de obreros, de campesinos y demás con ejércitos que se organizaron para la defensa de la vida y de los recursos naturales.

“La patria boliviana se constituye reivindicando nuestra fuerza propia y enfrentando decisiones extranjeras e imposiciones extranjeras”, manifestó en la ocasión el vicepresidente del Estado, al destacar la resistencia histórica antimperialista de la humanidad ante el abuso, la expropiación y el saqueo.

Tras realizar esta explicación, el vicepresidente indicó que el nuevo imperio es Estados Unidos el cual es muy rico en recursos naturales, con muy buenas universidades y que todo el mundo admira, pero al no estar contento con todo lo que ya tiene, busca apoderarse de las riquezas e instituciones de otros países del mundo.

En este sentido, señaló aspectos importantes que debían marcar la convivencia mundial, la soberanía territorial de cada Estado, lo que significa la no intervención e igualdad en el trato; ningún país puede intervenir en los asuntos políticos de otros países y todos los países grandes o pequeños, más avanzados o menos avanzados, tienen los mismos derechos y están vinculados por relaciones de igualdad, de acuerdo a la autoridad si se cumplieran estos principios, no existiría la necesidad del antimperialismo por el simple hecho de que no habrían imperios.

“Para conquistar esta utopía de la convivencia entre países hay que pelear, hay que resistir, hay que organizarse”, enfatizó.

En este sentido, dijo a los graduados de la escuela antimperialista que se debe aprender la realidad del mundo que es terriblemente conflictiva, desigual y marcada por dominaciones por lo que recomendó alimentar su conocimiento mediante la historia de nuestros antepasados, la historia nacional y no imitar a otras personas.

“La clave es el orgullo por lo que somos con defectos, pero también con virtudes; con limitaciones, pero también con grandes capacidades; la historia de nosotros está en nuestra piel, cada célula de nuestra piel lleva la historia de dónde venimos”, expresó al recomendar sentir orgullo de las raíces bolivianas, lo que también significa el patriotismo.

En el caso de Bolivia, la autoridad nacional comentó que después del año 1940, el país es víctima de expropiaciones y abusos del imperio norteamericano y no conforme con eso, también se introdujo a las instituciones del Estado dónde tomaban determinaciones que debían asumir las autoridades, en diversos temas sociales, económicos, políticos y de seguridad.

De igual forma, indicó que se debe conocer la realidad actual de los países del mundo y las mejores formas para defender la patria, desde el uso de las armas, la estrategia militar para defender la integridad territorial de un país hasta los ámbitos que permiten definir decisiones en estas instancias.