Vicepresidente exhorta a asumir compromiso moral con lo público

Viernes 10 de febrero de 2012

(LA PAZ).- El vicepresidente, Álvaro García Linera, llamó a los bolivianos a asumir el compromiso moral con lo público y a los funcionarios del Ministerio de Transparencia a ser mensajeros de ese comportamiento. La exhortación se realizó en ocasión del Conservatorio “Ética del Servicio Público en el Proceso de Cambio” por el Día Nacional de la Transparencia y Lucha Contra la Corrupción.

El auditorio del Banco Central de Bolivia (BCB) fue el escenario —la tarde del pasado jueves— donde Segundo Mandatario explicó que en el país la política ha sido el mecanismo de ascenso social de pequeñas élites a una clase alta, o de una clase popular pequeña, a una clase media, utilizando los recursos del Estado.

“Aquí (Bolivia) las élites se han formado a partir de la expropiación de lo público para usarlo como propiedad privada, como propiedad individual. Para nosotros y para todo funcionario público, lo público es sagrado y es un gobierno del que los ministros salen igual e incluso algunos peor de lo que ingresaron con recursos económicos, de eso se trata la transparencia y la lucha contra la corrupción. No solamente de vigilar, de observar, de transparentar, sino de infundir al compañero que está a lado, al ministro, al portero, al jefe de dirección, al feje o al director administrativo y al secretario infundirles un tipo de compromiso moral con lo público, en si tienen que ser mensajeros de ese comportamiento”, manifestó el también Presidente de la Asamblea Legislativa.

En ese marco, insistió en que los funcionarios del Ministerio de Transparencia tienen que ser los que más trabajan, los más amables y los que más se esfuerzan como testimonio personal para mostrar a la población calidad de servicio, porque no solamente se trata de tocar los recursos públicos, sino de respeto a la gente porque toda actitud de burocracia es también un acto de corrupción.

“Estamos en el Gobierno para servir, no hemos venido para cambiar de clases social, no hemos venido para convertirnos en empresarios y en burgueses, se viene al Estado a servir, a mejorar la condición de la vida de la gente, a buscar mejorar el control de lo público en beneficio de todos”, señaló.

“Eso es entonces el Ministerio de Transparencia, control, registro, verificación, pero es también comportamiento personal, es enseñanza hacía los otros. Esto es lo más difícil, me decía la ministra Nardy Suxo, pero vamos a poder hacerlo en menos de 50 años, le digo sí y solo sí ministra Nardy, si se da esa modificación de la mentalidad, de ese habito de dilatar las cosas, de ese habido de decir ahora es mi pequeña oportunidad y sacaré el jugo”, precisó.

“En particular el movimiento indígena campesino y popular tiene una gran responsabilidad de conducir esta transformación, y allá donde detectemos a un compañero por muy de combate que sea, por muy luchador que sea, pero si ese compañero desvió o hizo desviar dinero público, no hay compasión, no hay acto más revolucionario que defender por encima de la amistad, por encima del compañerismo, por encima de la pertenencia regional, sindical o vecinal o laboral, por encima de eso defender lo que es el patrimonio común”, concluyó el vicepresidente, Álvaro García Linera.